Páginas vistas en total

lunes, 23 de enero de 2012

Capítulo 1

Y sí, ahí estaba él, posiblemente el chico más maravilloso del mundo, o al menos que conozco. Era perfecto, tanto con sus defectos como con sus virtudes. Adoraba su sonrisa que siempre tenía, y con la que siempre se dirigía a mí. Él me hacía sonreír. Con él podía llorar, gritar, desahogarme, que él siempre estaba ahí para escucharme, para ayudarme, en todo. Nunca me ha fallado, al menos hasta la fecha de hoy. Sus ojos eran parte de mi vida, sus preciosos ojos azul cielo que conseguían que mantuviese una sonrisa siempre. Me hacía reír, tanto en los momentos malos, en los que le necesitaba más que a nadie, como en esos pequeños momentos que se hacen grandes cuando está a tu lado. Y su pelo, moreno, no encontraba palabras para describirlo. Supongo que es una buena manera de empezar todo. ÉL ERA PERFECTO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario